APRENDEMOS JUGANDO

Las clases de tecnología a veces suelen ser aburridas (pero reconozco que aprendemos mucho). Cuando vamos a hacer prácticas con los ordenadores, nos gusta acabar con juegos divertidos, como el "Kahoot". La primera vez que nos propuso jugar, nos empezamos a enfadar los que perdíamos, pero es parte del juego.
Consiste en acertar las preguntas propuestas en un tiempo determinado, con unas opciones tipo test. La persona que acierte más preguntas en el menor tiempo posible gana el juego.